Cuando uno lo lleva dentro…

Una de las sensaciones más agradables que he sentido y compartido a lo largo de este curso, es la de descubrir algo nuevo en tus capacidades y habilidades que hasta ahora no se había explotado suficientemente.

He disfrutado de mis propias experiencias, de aquéllas que he compartido con mis compañeros de grupo, y especialmente de esas otras que al estar concentrada en mi propio trabajo no he podido disfrutar más de cerca.

Por ello quiero inmortalizar aquí sus esfuerzos y alegrías, y el resultado de esa mágica combinación que es talento, pasión y esfuerzo.

¡Felicidades chicos!   Ha sido un placer haberos conocido y espero que no perdamos el contacto ahora que esto ya toca a su fin…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Me gusta el marketing

No lo puedo evitar. Llegué a él por vocación y desde hace décadas no dejo de asombrarme por su evolución.

Podría escribir horas y horas sobre las últimas tendencias en marketing, sobre los gurús del marketing, sobre las marcas que están a la última, y probablemente lo iré haciendo en los próximos meses y años…pero mientrastanto os dejo con una de mis webs preferidas para que cada uno bucee en aquello que más le apetezca.

Marketing en estado puro:

 

¡A dibujar Meninas!

Cuando te piden que diseñes un escaparate basándote más en la creatividad que en el producto, a priori podría parecer contradictorio.

De entrada un escaparate ha de realzar un producto o una marca, y por tanto se suele partir del análisis previo de los mismos para intentar establecer una comunicación coherente con la marca e impactar en su consumidor potencial.

La cosa se complica cuando por ejemplo, la premisa es que se ha de mezclar realidad y dibujo, y además ha de ser interactivo con el público. Pero éste era un ejercicio académico, y por tanto el principal objetivo era poder cumplir el reto de encontrar esa simbiosis y trasladarla al escaparate. Después sólo era necesario que el resultado fuese creíble.

Así nació nuestro proyecto “Meninas”: el reto de llevar al escaparate una de las grandes obras maestras de la pintura española, y el reto de atraer personas que interactuaran con él.

Tanto mis compañeras Eva, M. José y Pilar, como yo misma decidimos que éste era un proyecto para disfrutarlo. Y así lo hicimos.

Un análisis de los elementos más importantes del cuadro nos llevó a la elaboración de vestidos y complementos por nosotras mismas y a recopilar o elaborar otros elementos que pudieran ser representativos.

Después sólo era necesario enlazar el componente infantil del cuadro con el público asistente para crear un evento. Un concurso de dibujo infantil fue el nexo final.

Así, lo que nació de forma abstracta, acabó concretándose en una jornada verdaderamente entrañable.

Aquí os dejo con algunas imágenes. ¡Que las disfrutéis tanto como nosotras!

 

Las descendientes de Betty Boop

El mundo de la moda nunca ha sido mi fuerte. Quizás por ello este proyecto me motivaba especialmente. Era necesario crear un estilismo original, y poner en práctica las técnicas del weering y el perfilado con alfileres.

Con mis compañeros Albert y Pilar decidimos hacer un viaje en el tiempo.

Primera parada, años 80’s: Madonna, Travolta, Olivia, discotecas multicolor…cierto es que para una gran mayoría de los que pasamos de los 30 (más o menos sobradamente), era una parada nostálgica obligatoria, pero también es cierto que el tema está algo manido, así que continuamos el viaje…

Y mira por dónde que la primavera llegó con un estallido de colores rotundos, en perfecta convivencia con rayas, lunares y tules…así que por esos caprichos que a veces tiene el destino, los escaparates de Barcelona nos sirvieron en bandeja el tema de nuestro propio escaparate de estilismo: las chicas Pin Up de los 50’s. Al final todo es un camino de ida y vuelta.

“Guárdatelo hija, que las modas siempre vuelven”, me decía mi madre cuando arrinconaba la ropa pasada de moda. ¡Qué razón tenía!

Aquí os dejo con una selección de prendas, objetos y colores, cuidadosamente escogidos para que las maniquís se sintieran Betty Boop aunque solo fuese por un día.

La cuadratura del círculo

Cuando afrontas el diseño de un nuevo escaparate en una hoja en blanco siempre existe aquél momento de pánico inicial ante la aparente falta de ideas.

Después aparecen tantas y tan variadas, que has de ir descartando por aquí, sacrificando por allá, hasta que te quedas con la que aparentemente parece más adecuada al producto a exponer.

Aunque en el transcurso del camino van apareciendo escollos, siempre he creído que las ideas son entes dotados de vida propia que acaban por abrirse paso, eso sí, en ocasiones a través de un laborioso proceso de metamorfosis.

Este escaparate de gran formato es un buen ejemplo de ello. Inicialmente diseñado como una combinación de diferentes formas cubicas, muy coloristas, acabó teniendo al círculo negro como único protagonista, que gentilmente cedió el estrellato a la  magnífica colección de zapatos  y complementos que debía albergar.

Un interesante trabajo en equipo  que me permitió,  junto a mis compañeros Albert y Cristine, experimentar con el porexpán extruido y con la plasticidad que muestran las ideas originales desde que nacen en la mente hasta que se plasman en su lugar de destino.

Espero que os guste.

El tamaño no importa….

Cualquier producto puede beneficiarse de una exposición adecuada, independientemente del espacio disponible.

En este primer ejercicio que realicé en Ártidi, podréis observar cómo con muy poco se consigue crear una composición visual que potencia las características del producto que se expone.

Unas tablas de DM, pinturas metalizadas y porexpán, fueron suficientes para conseguir este efecto…¡Efecto AXE!

Bienvenidos a Visual XXI

Este es un espacio dedicado al mundo del Escaparatismo y el Visual Merchandising, herramientas de marketing indispensables para optimizar la relación entre comercio y consumidor.

Aunque nace con el pretexto de ser evaluado, dentro del abanico de asignaturas que integran los estudios de Técnico Europeo de Escaparatismo y Visual Merchandising que actualmente curso en Ártidi,  Visual XXI forma parte de un proyecto personal que continuará en el futuro, y que pretende reflejar todos aquellos aspectos que afectan al comercio de hoy en día.

Tras años de experiencia en el área de Marketing, dentro de entornos empresariales, mi reto es contribuir al desarrollo del pequeño comercio, con el objetivo de aumentar su competitividad actual y futura.

Frente a los cambios que el entorno actual de crisis y globalización provocan en el consumidor, es necesario conciliar el conocimiento del mercado, con la creatividad y la aplicación de técnicas específicas para comunicar de forma rápida, directa y eficaz.

Así, en este espacio podréis encontrar contenidos variopintos, pero todos enfocados a reflejar esa realidad.

Apuntes sobre escaparates, tendencias, moda, gestión comercial, técnicas de marketing, noticias de actualidad y cualquier otro tema afín, se irán combinando inicialmente con la necesaria exposición de mis trabajos académicos en Ártidi.

Deseo que encontréis interesantes los contenidos que periódicamente iré publicando, y os animo a participar para convertir este sitio en lo que pretende ser: un espacio de intercambio de experiencias, conocimientos e intereses.

Una vez más, bienvenidos a Visual XXI.